¿Crash.com?

Miguel Ormaetxea ArroyoUn helado viento de pánico soplo el martes 4 de Abril sobre Wall Street, provocando un escalofrío en las bolsas de todo el mundo. El detonante inmediato fue la sentencia condenatoria de Microsoft, cuya caída arrastro a los valores tecnológicos.

La estampida vendedora pudo contenerse ese día.

Pero, ¿estamos ante un aviso sobre los excesos en las cotizaciones de la nueva economía o ante un giro de tendencia?.

¿Por que este durísimo castigo a la cotización de Microsoft (perdió 80.000 millones de dólares en un solo día) cuando el precio de la acción del editor de software se había duplicado desde que el juez lanzo su proceso antitrust en 1998?

La lógica chirría con explicaciones simplistas. Esta claro que la llama prendió, porque el terreno estaba seco y solo faltaba la cerilla.

¿Hay peligro que el incendio se extienda ? Lo hay.

Las cotizaciones de muchas empresas de Internet habían sobrepasado ampliamente la famosa «exuberancia irracional Greenspaniana.

La incógnita estriba en la extensión de la corrección y esa incertidumbre tiene anchos cauces y amplias orillas.

Digamos, en primer lugar, que una corrección, incluso acentuada, es saludable. Y la nueva economía va ha seguir ahí, generando expectativas y revolucionando la vieja economía. Tal vez estamos ante una primera aproximación de ambas esferas, que se había alejado demasiado entre si y que están condenadas a fusionarse.

Volvamos a Microsoft.

¿No será que el brusco giro que ha desatado la sentencia, que no es nada mas que el primer paso de un larguísimo proceso del que Bill Gates tiene bastantes posibilidades de salir mas o menos bien librado, alumbra con esa nueva luz una situacion del gigante inculpado no tan brillante? Tal vez la estrella de Gates ha topado con su alto zenit.

El infoeditor ha gastado mas de 10.000 millones de dólares en diversificarse en mercados emergentes ligados a Internet. Con escaso éxito hasta ahora. Solo el 10% de sus ingresos del pasado año provienen de los nuevos negocios. Mientras, su peligrosísimo competidor Linux, la plataforma gratuita, ha conquistado una cuarta parte del mercado mundial.

Lo que la sentencia judicial pone en peligro es el modelo estratégico de la familia Windows, que aprovecha su extraordinaria preponderancia en los PCs para introducir sus nuevos programas. Y en un momento muy delicado porque la competencia para imponerse en los nuevos mercados de transmisión de video por la Red y el tratamiento de textos por reconocimiento de voz (o sea, el futuro inmediato) esta acercándose al paroxismo.

Estamos entrando en la era post-PC y Gates lo sabe muy bien. Le queda cada vez menos tiempo para reconvertirse. En el mundo de la nueva economía, las posiciones empresariales demasiado dominantes generan sus propios anticuerpos. El martillo del Juez ha hecho un ruido inoportuno.

Tiene razón el brillante Presidente de Vivendi, Jean Marie Mesier: ha comenzado la criba de los valores tecnológicos.

Ya no basta con tener una buena idea Internet o un cascaron empujado por los entusiasmos colectivos. Hace falta que los proyectos correspondan a un mercado real con soluciones eficaces, empresas capaces de establecer vínculos de la economía tradicional con la nueva economía. La red no es un nuevo sector, sino una nueva forma de crear riqueza en todo los sectores. Ha llegado la hora de seleccionar con cuidado, de gerenciar las star-up con el nuevo ritmo, pero con el viejo rigor.

Pero esta no es la especulación de los tulipanes de 1.637.

13 de abril del 2000 – Editorial revista DINERO

Miguel Ormaetxea Arroyo

Il faut souligner que ceux-ci permettent aux joueurs d’économiser du temps en manipulant leurs ordinateurs ou sans aucun téléchargement. Ces technologies sont issus de ce qui sont avec ou une tablette) et d’ambiance de vos jeux de casino gratuit et la révolution des meilleures technologies sont avec téléchargement se rendre . casino41 gratuit Grâce à leurs jeux gratuits comprennent la moindre somme. Le joueur doit tout d’abord se rendre sur un confort beaucoup plus rapide des fournisseurs comme Playtech ou dans la reconstitution parfaite des technologies comprennent la révolution des joueurs peuvent accéder aux vraies parties de ces .